domingo, 24 de febrero de 2013

Una Electra inesperada

¡Hola!

Durante este frío fin de semana me he dedicado a corregir vuestros trabajos de 4º ESO de la Electra de Sófocles y he tenido que hacer un alto,  al llamarme poderosamente la atención la portada que ha realizado  Isabel García Ros. He estado unos minutos observándola, como si Electra desde el papel quisiera hablarme y , desde luego que lo ha conseguido, porque no me he quedado indiferente. 
Para todos los que conocemos la obra este dibujo sintetiza  el drama que quiere transmitirnos el mito clásico. Vemos a una cauta Electra con una urna funeraria en las manos, creyendo que Orestes no regresará nunca más para poder vengar la muerte de su padre Agamenón. Ese camino sin final, en el que se alza ,nos muestra que todavía no se ha resuelto el conflicto y que, a pesar de todo, Electra sigue esperando ese ansiado final. Su cabello suelto, en señal de luto, su atuendo, desprovisto de todo adorno y sofisticación, su mirada perdida, llena de un sereno dolor, hacen que comprendamos el duro papel que cumple . Incluso la mueca de la máscara trágica es la única que desdibuja un hipotético final feliz. Incertidumbre, ansiedad, desvelo ante lo desconocido e inesperado, todo unido zizgaguea. Es una muerte en vida o un  querer morir al tener en sus manos la prueba que necesitaba, única salida de ese túnel al que nada parece poner luz. Tal vez, en algún momento, nos hayamos sentido como Electra y las señales que nos da la vida no han sido lo suficientemente determinantes para que les hayamos prestado atención.

Desde aquí quiero felicitarte, Isabel.¡Eres toda una artista! Al final, el dibujo que me habías prometido hacer para el blog, ha llegado de forma inesperada. Multas gratias tibi ago !



1 comentario:

  1. ¡Una maravilla! está fenomenal esa portada; una pena que no pusieras la que hizo en mi trabajo también, jeje... Una gran alumna, sí Señor.

    ResponderEliminar